Aurora Cuadros: «Falta fomentar la participación de los inversores en el mercado»

16 de mayo de 2022

La directora corporativa de ‘Securities Services’ nos habla de los planes de Cecabank, del panorama que encontramos en la industria de gestión de activos y de los aspectos que quedan por abordar en materia de regulación.

El papel del banco depositario independiente sigue cobrando protagonismo. En los últimos años hemos visto a entidades como el grupo Bankia y sus gestoras, Santa Lucía Vida y Pensiones, Bankoa y Fineco o VidaCaixa Seguros transmitir su actividad de depositaria o ampliar su relación de negocio de ‘Securities Services’ con Cecabank. A cierre del pasado año, el grupo alcanzó 297.682 millones de euros en activos custodiados, un 59% más que en 2020, con 89 clientes. Ahora, entre sus objetivos está seguir reforzando su cartera y consolidando su posición en la custodia de criptoactivos.

Desde El Confidencial hemos hablado con Aurora Cuadros, directora corporativa de ‘Securities Services’ de Cecabank, que nos cuenta los planes del grupo para este año, el panorama que encontramos en la industria de gestión de activos en España en estos momentos y los aspectos que, bajo su punto de vista, quedan por abordar en materia de regulación. Además, nos adelanta qué vamos a encontrar este año en el Iberian Value, el encuentro anual entre gestores e inversores que organiza este diario de la mano de Cecabank.

P. En los últimos años hemos visto cómo muchas sociedades gestoras están separando la actividad de depositaría de la comercialización y la gestión de activos. ¿Es una tendencia que seguiremos viendo?

R. Cada vez hay menos entidades depositarias. En 2007 existían en España más de 100. A día de hoy quedan menos de 30, de las cuales, menos de cuatro alcanzan un tamaño relevante. Esto es debido a que la depositaria es un negocio de escala en el que la especialización y los volúmenes de patrimonio depositados se han convertido en los factores clave.

P. Algunos casos relevantes en la historia como el caso Madoff han puesto sobre la mesa la importancia de la custodia de activos. ¿Qué posibilidades hay a día de hoy de que volvamos a ver casos como este?

R. Desde el punto de vista del depositario, es muy complicado que se vuelvan a producir hechos como este. La figura de un depositario independiente, precisamente, garantiza que las actuaciones de los gestores van a ser supervisadas en profundidad en aras del interés último de los partícipes de los vehículos. Asimismo, la estricta regulación que soportan los bancos depositarios establece una segregación total entre sus activos y los de los partícipes y vehículos depositados.

P. ¿Qué han cambiado las sucesivas reformas legislativas en la Unión Europea de los últimos años? ¿Están ahora más protegidos los inversores?

R. Desde la crisis financiera de 2008 se han venido regulando aspectos en la industria de la gestión de activos que contribuyen al cuidado del inversor final para evitar situaciones como las que se dieron en esos años. MiFID II es el ejemplo más visible de ello, pero también otras regulaciones como EMIR, SFTR o PSDII que contribuyen de otros modos a la mejora de las condiciones de los mercados e influyen en una mejoría de la protección de los clientes.

Respecto a los depositarios, las sucesivas versiones de UCITS así como la regulación relativa a los Gestores de Fondos de Inversión Alternativa, han contribuido a establecer un marco armonizado de actuación en toda la Unión Europea que dota de seguridad jurídica a los partícipes de todos los vehículos de este tipo gestionados y comercializados en Europa. De forma complementaria, los inversores también se ven beneficiados en última instancia por el despliegue de SRD II, SFDR y Taxonomía. Sin olvidar CSDR y en particular la reciente entrada en vigor del Settlement Discipline Regime.

P. ¿Qué falta por hacer?

R. Falta seguir fomentando la participación de los inversores en el mercado y contribuir al desarrollo de la unión de los mercados de capitales. En este sentido, la Comisión Europea está trabajando actualmente en la estrategia del inversor minorista en la Unión Europea, que abordará la revisión de varias Directivas, entre ellas, MiFID II.

Igualmente es necesario avanzar en la armonización del documento de datos fundamentales para el inversor (KID) requerido por las normativas de UCITS y PRIIPs, a efectos de simplificar la documentación que reciben los inversores y evitar duplicidades. Siguiendo con las obligaciones de información al inversor, creemos que todavía hay camino por recorrer en lo que respecta a su adaptación a la era digital.

Por último, la finalización del marco regulatorio del mercado de criptoactivos (MiCA) dará seguridad jurídica tanto a las entidades financieras como a los inversores minoristas.

P. Desde vuestra posición de custodio y depositario, ¿qué panorama nos encontramos? ¿Hay ahora menos irregularidades?

R. En general, y salvo contadas excepciones, la industria de gestión de activos en España se ha caracterizado por unos niveles de robustez y seguridad elevadísimos, en parte por la estricta regulación y por las capacidades y solidez de los actores que intervienen en ella.

P. ¿Qué papel está jugando la tecnología en este ámbito? ¿Qué está cambiado?

R. Es una nueva era para el sistema financiero global, y la tecnología debe estar a la vanguardia de una banca responsable y sostenible. La custodia y depositaría deben contar con una tecnología robusta que permita ofrecer la máxima funcionalidad y calidad de la plataforma al tiempo que garantice su resiliencia ante eventos inesperados y cuente con medidas de seguridad óptimas.

Por otro lado, la innovación es necesaria para el progreso y crecimiento de nuestras instituciones, pero también debemos reconocer, especialmente en el contexto actual, que la innovación financiera podría producir grandes impactos adversos si la regulación, los sistemas de supervisión y las prácticas de gobierno corporativo son deficientes. La prueba está en los productos complicados que contribuyeron a ocasionar la crisis. Creo que la innovación financiera debe ir al ritmo del mercado, de manera ordenada y comprometida, siguiendo guías de transparencia y teniendo como objetivo último el servir y proteger los intereses de los clientes.

Por ello, en Cecabank hemos diseñado, en paralelo a la ejecución de nuestro Plan Estratégico, un ambicioso Plan de Tecnología que, mediante una importante inversión económica, permitirá consolidar y renovar nuestra plataforma tecnológica.

P. La custodia de criptoactivos es uno de los ejes de la estrategia de Cecabank para los próximos años, ¿no es en cierto modo arriesgado con la gran volatilidad y especulación que comprende este activo?

R. Desde nuestra posición de banco custodio y depositario no podemos dejar de explorar la posibilidad de convertirnos en custodio de criptoactivos, no meramente de criptomonedas. Dado que es un mundo completamente nuevo y que no existe aún una regulación estable al respecto, todos los pasos que estamos dando están encaminados a dotarnos de las capacidades que nos permitan ofrecer el servicio de custodia de este nuevo tipo de activos manteniendo la confianza que los clientes depositan en nosotros. Es decir, el día que comencemos a ofrecer este servicio lo haremos con la seguridad de haber diseñado los circuitos operativos más robustos del mercado.

P. El próximo 31 de mayo se celebra el Iberian Value, el encuentro anual entre gestores e inversores que organiza El Confidencial de la mano de Cecabank, ¿qué podrías adelantarnos? ¿Cuáles son las tendencias de inversión que pondrán sobre la mesa los inversores?

R. La situación de inestabilidad generada por una parte por la pandemia, que según estamos viendo ha desequilibrado las cadenas de producción mundiales y por otra por la invasión de Ucrania están generando oportunidades de inversión que en los últimos años no parecían tan evidentes. Desde un punto de vista más estructural y a largo plazo la tendencia se va a centrar sobre todo en la inversión de impacto y las posibilidades que va a generar la regulación en materia de inversión ESG (que operan con criterios medioambientales, sociales y de gobernanza).

P. Para terminar, hablemos de Cecabank. El resultado después de impuestos en 2021 se ha situado en 69,2 millones de euros en 2021, el mejor dato desde 2017 y un 27% más que en 2020. ¿A qué se debe este resultado? ¿Cuál es el área que os ha dado más ingresos?

R. Cecabank sigue creciendo. Nos hemos consolidado como banco mayorista español en servicios especializados en valores, tesorería y pagos. Somos la entidad referente en ‘Securities Services’, esto es en los servicios de post-contratación de valores negociables e instrumentos financieros tales como depositaría, registro-custodia, compensación y liquidación. Hemos demostrado un profundo conocimiento y creciente especialización en los servicios de custodia y depositaría. Los ingresos de estas líneas han registrado un incremento del 45%.

P. ¿Qué cifra de activos gestionáis en estos momentos y cuál es el objetivo para este año?

R. A cierre del pasado año, Cecabank alcanzó 297.682 millones de euros en activos custodiados, un 59% más que en 2020, con 89 clientes entre los que figuran bancos, cajas, cooperativas, aseguradoras y empresas de servicios de inversión, entre otros; y el patrimonio depositado superó los 213.600 millones de euros procedentes de 42 sociedades gestoras de IIC, FP, ECR y EPSV, seis más que en 2020.

Además, a lo largo de 2021 hemos reforzado nuestra base de clientes y nuestro porfolio de servicios, lo que nos ha permitido seguir creando valor para el mercado. Se han incorporado nuevos clientes o han ampliado su relación de negocio de ‘Securities Services’, entidades como el grupo Bankia y sus gestoras, Santa Lucía Vida y Pensiones, Bankoa y Fineco, Novo Banco (integración en Abanca) o VidaCaixa Seguros, entre otras. Los resultados de 2021 nos permiten seguir garantizando un alto nivel de satisfacción y calidad a nuestros clientes.

P. En los últimos años Cecabank se ha hecho con contratos como los de CaixaBank, Bankia, Kutxabank y, más recientemente, Dunas Capital. ¿Cuál es el objetivo ahora? ¿Tenéis algún otro contrato a la vista?

R. Contamos con un nuevo Plan Estratégico donde se han identificado tanto iniciativas como oportunidades, que contribuirían al crecimiento en vinculación de clientes y la prestación de servicios de valor añadido para el desarrollo del negocio de ‘Securities Services’.

P. ¿Cuál es la previsión para 2022?

R. Para el año en curso aspiramos a mantenernos en un crecimiento estable teniendo en cuenta la crisis del coronavirus y la guerra de Ucrania.

P. En estos momentos vuestro foco está principalmente en España, ¿tenéis pensado redirigirlo hacia el negocio internacional?

R. Vemos oportunidades de crecimiento en Portugal y en el acompañamiento en proyectos internacionales a nuestros clientes españoles como banco custodio.

ENLACE A LA NOTICIA