“El sector financiero reorienta los flujos de capital hacia la inversión sostenible”

La sostenibilidad es uno de los grandes ejes del plan estratégico y de crecimiento de Cecabank impulsando la transformación del  sector financiero, catalizador del cambio hacia un modelo ESG.

Cecabank lo tiene claro: el sector financiero es uno de los más comprometidos con el cambio hacia un modelo ESG reorientando los flujos de capital hacia actividades sostenibles. Mónica Malo, directora de Comunicación-Relaciones Externas y Sostenibilidad de la entidad, así lo confirma a elEconomista Capital Privado. “La industria se ha convertido en un catalizador del cambio mediante sus actividades de inversión y financiación sostenible a empresas y familias. El sector financiero está focalizando recursos hacia la sostenibilidad, captando nuevo talento y formando a sus plantillas para poder abordar este cambio, así como desarrollando metodologías y herramientas para hacerlo posible. La sostenibilidad forma parte del core de la entidad, sus valores corporativos y uno de los vectores del plan estratégico de negocio. “Nuestra ambición ESG es integrar plenamente los factores en la toma de decisiones corporativas. Sobre esta base, elaboramos y aprobamos nuestro Plan de Sostenibilidad 2022-2024, que transforma los requerimientos identificados en objetivos, acciones y KPIs concretos, y que implica a todas las áreas de la compañía. Se compone de 10 líneas de acción y 70 acciones estructuradas en cuatro bloques de trabajo: Planet, People, Governance y Prosperity”.

Otro motor fundamental es la regulación, donde Europa lidera el cambio a nivel mundial. “La UE está desarrollando una serie de estándares, como la propia taxonomía, que marcarán el baremo a futuro. Por su parte, el sector financiero, clave de la transición hacia una economía descarbonizada, está viviendo una rápida transformación de la mano de numerosas exigencias regulatorias que requieren nuevo talento cualificado (Taxonomía UE, el reglamento de divulgación SFDR, las exigencias del tercer pilar, o Mifid II, entre otros). El plan de finanzas sostenibles publicado por la Unión Europea en 2018 supuso un punto de inflexión. “En 2019, desde CECA, junto con AEB, Inverco, Unacc, y Unespa, creamos en España el Centro de Finanzas Sostenibles y Responsables de España (Finresp), que busca contribuir a una actividad económica y financiera más sostenible y responsable. Otro ejemplo de cooperación es el compromiso que, ese mismo año, adquirieron una veintena de entidades españolas, entre ellas Cecabank, con relación al cumplimiento del Acuerdo de París. Los avances en materia de Taxonomía UE, la realización de los primeros test de estrés climáticos por parte de entidades significativas, o los avances en SFDR para la clasificación de productos financieros según su grado en sostenibilidad, son otros ejemplos a destacar”. Según los datos del OFISO, la financiación sostenible (bonos y préstamos) ha crecido más de un 40% en 2021 respecto al año anterior, mostrando el creciente interés del mercado y las nuevas oportunidades que abre el cambio hacia una economía sostenible.

VER NOTICIA