España, foco de atracción de los inversores.